Hablar distinto para conectar con tus hijos

Hijo adolescente sonriendo

-“Quieres encontrar una manera de conectar con tus hijos con respeto y sin gritos ni amenazas”, ¿es eso?

-“Si, eso es”

 Otra manera de comunicarte es posible

Darte cuenta que necesitas otro lenguaje diferente que te acerque a tu hijo, es el inicio de un camino distinto.

 

Tres momentos imprescindibles y necesarios para echar a andar:

  • Te das cuenta de tu mundo emocional y del suyo. Eres consciente de que la comunicación con tu hijo deja que desear.

  • Te paras un momento a reflexionar y a sentir, a ocuparte del tema, es decir, te haces presente, “paras el automático”.

  • Te pones en marcha. Buscas las herramientas y las personas que te acompañen en este camino para “hacerlo distinto”.

 ¿Y, todo eso para qué?

 Intuyes que es la manera de recuperar la relación con tu hijo, de reparar el vínculo, a veces tan descuidado a estas alturas.

Cuidar vuestra relación es una responsabilidad tuya como madre y nunca es tarde para ejercerla.

Me preguntas, ¿Cómo hablar a tus hijos?”  

Y yo, te contesto

  • Escucha con mucha atención y en silencio lo que te dice.

  • Sumérgete en el mar que hay más allá de sus palabras.

  • Bucea en su mundo interior; sus sentimientos, sus pensamientos, sus necesidades, sus deseos y sus sueños. Vas a descubrir a tu hijo.

  • Saborea su tono de voz, cómo te dice las cosas.

  • Deléitate con sus gestos, con las posturas y movimientos de su cuerpo cuando te habla, notarás si está relajado o tenso.

  • Identifica sus necesidades o sus sentimientos y nómbralos, describiéndolos como los sientes por empatía, no juzgues.

  • Háblale con tu corazón y tu cuerpo, con tu tono de voz más sincero y amable, con intensidad y pasión. Observa sin reaccionar, y pregúntate antes de abrir tu boca para responderle: ¿Qué me está diciendo con todo lo que me está diciendo con todas sus palabras y su cuerpo?

Y si te tomas ese rato como algo sagrado, algo así como, Que se pare el mundo que voy a conocer a mi hijo… entonces, responde cortito y solo al sentimiento o la necesidad que has observado, no respondas a la conducta.

parar el automático caracol en la cuerda de escalar
parar el automático caracol en la cuerda de escalar

Para dar este tipo de respuesta vas a necesitar:

  1. Aceptarlo

  2. Reconocerlo, de manera incondicional como el Ser único y diferente de ti, que tienes delante y,

  3. Validarlo

Será el mejor modelo que le puedas ofrecer a tu hijo para empezar a respetarse a sí mismo. Respetarlo y respetarte.

Será una manera muy concreta de decirle cómo lo amas. Lo demás vendrá solo.

Lo verdaderamente importante es la relación no la situación.

Deja un comentario