Conecta mejor siendo más efectiva

La presión constante de ser el pilar emocional de otros puede llevarte como profesional de la ayuda al borde del abismo. Tu implicación emocional, el síndrome del impostor y dar siempre con la solución correcta, te puede desconectar de tu propio bienestar.

¿Te reconoces en estas sensaciones?

Levanta la mano si te has encontrado alguna vez en una situación complicada en uno de tus acompañamientos y te has sentido sin conexión, insegura y frustrada sin saber cómo solventarla.

¿Cuánto dinero llevas invertido en formaciones para no sentirte así?

Y la del millón…

¿Cuántas de estas formaciones han sido realmente prácticas y las aplicas en tu día a día?

En el mundo de la ayuda existe ese afán interminable por la formación.

Te lo decían en la universidad. Te lo dicen tus compañeras. Te lo dices tú misma. Todos nos empeñamos en hacer más y más formaciones, en leer más y más libros… sin darnos cuenta que el problema real es:

Suma A+B y entenderás por qué aunque tienes muchas formaciones a tus espaldas, sigues teniendo esas sensaciones de impotencia, inseguridad y esa gran implicación emocional.

Si aún y después de haberte formado tanto sientes que te falta un buen pack de herramientas realmente prácticas y aplicables en tu quehacer profesional y aprender a conectar para dar claridad a las familias, estás en buen lugar.

Para que cada acompañamiento que hagas sea imposible de olvidar, que te sientas con más seguridad y confianza al hacerlos que un periodista haciendo el telediario, para que las personas apliquen lo que les transmites “porque funciona” y no “porque se lo dices tú” y que cuando se vayan a casa piensen: 

¡Hostia! La sesión de hoy ha sido muy reveladora. Voy a contárselo a Juanita…

Si no eres profesional o nada de esto te interesa, puedes darle a la X de la derecha de la pantalla y dejar de leer. Si no, continua.

Si o si, tienes que saber esto.

Lo primero que recibes cuando te apuntas es el Manual del Facilitador y tu cuaderno de trabajo.

¿Qué es eso?

Es un manual. De papel. Lo recibes en tu casa. + de 250 páginas. 

Un taller con el que puedes crear tu propia Escuela de Padres o hacer acompañamientos grupales al día siguiente de finalizar la formación.

Es una manera de rentabilizar la formación ya mismo.

No en un año.

Un manual con un Taller de 7 sesiones preparado y estructurado con todas sus dinámicas, tiempos y manera de facilitarlo para que te pongas en acción.

Un paso a paso práctico que posiblemente no has visto nunca.

Todo un regalo para los profesionales como tú.

Mari Cruz Lavin

«Es muy sencillo, muy claro y muy práctico. Es muy fácil llegar a las personas con ello. No les hablas de grandes habilidades, si no de cosas muy sencillas.«

Blanca Barbosa

«Iba dando palos de ciego. Cuando vine a este taller fué otro un palo de ciego. Para mi esta formación ha sido tirar el palo de una vez.«

Algunas de las cosas que practicamos:

Por último, cuando terminas una formación, llega la hora de pasar a la acción.

“La hora”

Menudo momento. Momentazo.

Es cuando hay más ilusión y motivación, claro.

Pero también el momento de más tensión, nervios, dudas y soledad…

El caso es que aquí cuando finalizas la formación sigo a tu lado para cualquier duda y problema que puedas tener. 

Además de poder acceder durante un mes de manera gratuita a nuestro campus online.

Un Campus Online en el que te damos las herramientas para ganar visibilidad como profesional de la manera más sencilla y eficaz, tengas o no, proyecto propio.

Las que ya se han formado conmigo, lo saben y si no, lo sabrás cuando estés dentro.

Te apoyas tanto de mi, como de tus compañeras que están dentro.

Una buena manera de que surjan sinergias, ideas y mucha fuerza para sacar tu proyecto adelante.

No se si esto es para tí, ni si este es tu momento o no. Eso lo tienes que decidir tú.

Si te resuena, aquí puedes realizar tu inscripción. 

Profesional.
No te vuelvas loca.

La comunicación con los niños y adolescentes puede llegar a ser un desafío.

Podría contarte la historia sobre lo que ocurrió en la fotografía pero prefiero que tu crees la tuya en tu cabeza.

Es más divertido.

Una niña que ya no sabe como entender a sus padres ni hacerse entender. Una profesora que se esta volviendo loca. Padres y madres perdidos en medio del caos familiar, buscando desesperadamente una guía para conectarse mejor con sus hijos.

Como profesional de la ayuda, tu puedes ser un salvavidas.

Ellos necesitan herramientas y estrategias efectivas para que sus hijos se sientan escuchados, comprendidos y valorados. Quieren transformar la lucha diaria en momentos de unión y comprensión.

Tu puedes proporcionarlas de manera práctica y aplicarlas en tu día a día.

Si tienes dudas sobre la certificación , es algo normal.

Voy a intentar resolverlas…

Sí, puedes pagarlo a 3 meses y a 6 meses.

La pregunta es si quieres tener unas herramientas eficaces para acompañar a las familias desde un lado mucho más respetuoso y transmitirles la manera de que lo hagan ellos de un modo práctico.

Si tu respuesta es sí, entonces es una buena inversión. Vas a recuperarla en un solo Taller con las familias.

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla. Los profesionales que le van a sacar partido a esta Certificación son…

Profesionales apasionados a los que les gusta ayudar a las familias.

Que les apetece darse la oportunidad de explorar y transmitir un idioma más respetuoso. Que ven la necesidad de mostrar a los padres de lo que influyen en sus hijos.

Emprendedores o activistas sociales que quieren trabajar en acompañar a las personas en sus relaciones familiares con nuevas miradas imaginativas.

Profesionales con proyecto propio o no, que quieran ser un referente en el camino de la crianza consciente.

En resumen, a todas aquellas personas que quieran acompañar a las familias a hacerse responsables de que los niños y adolescentes crezcan sanos, física y mentalmente.

Si, realmente entraña dificultad.

Aprender un nuevo lenguaje de comunicación respetuosa y no violenta no es fácil. No digo que no sea fácil comunicarse así, ni mucho menos, pero desde luego hay una curva de aprendizaje importante. Eso significa que vas a tener que poner bastante de tu parte, sobre todo, en cuanto a aprender “a parar el automático” cuando los padres te piden soluciones y a practicar con herramientas nuevas otro tipo de respuestas más conscientes.

Dicho esto, todo es mucho más sencillo porque vas a practicar, paso a paso, todo lo que después te llevas en el Manual del Facilitador. Es justo lo que hacemos en esta certificación, guiarte y permitirte que hagas tus prácticas como facilitadora de la formación para padres “Cómo Hablar a Tus Hijos”.

Igual que aprender a montar en bicicleta requiere que nos subamos a la bicicleta y pedaleemos, aprender comunicación respetuosa requiere practicar un lenguaje diferente.

Despues de 14 años con el proyecto, hemos Certificado a más de 500 facilitadores y facilitadoras y hemos hecho Talleres para miles de familias. Es un método que viene de las autoras Adele Faber y Elaine Mazlish y está respaldado por un estudio científico que avala su eficacia.

– Te apuntas.

– Recibes la formación vía Zoom y aprendes a facilitar el método.

– Recibes el Manual del Facilitador con el Taller estructurado y el PASO a PASO (en papel).

– BONUS: Tienes un més gratis de campus online con infinidad de materiales y pequeñas formaciones grabadas para poder poner en marcha tu proyecto.

Contacta conmigo para saber las fechas de la proxima certificación aquí: julia@comohablaratushijos.com

La certificación es en directo por Zoom un viernes por la tarde y un sabado y domingo de 10 a 14 h y de 16 a 20 h horario español.

No se trata de vídeos pre-grabados ni fórmulas mágicas. Se trata de dinámicas que practicaremos en sesiones grupales en vivo a través de una plataforma online (Zoom). Recibirás un cuaderno de trabajo físico que te servirá para recoger todas tus experiencias y respuestas y que las puedas repasar una y otra vez una vez acabado el taller.

Si. Realmente es una formación muy intensa tanto emocionalmente como mentalmente. Vivirás experiencias muy enriquecedoras, pero vas a tener que ponerte el chip de reaprender una nueva manera de comunicar.